Programa estudiantil de preparatoria


 

Una gran oportunidad para adolescentes de participar en un intercambio académico de Hippo. Pensado para jóvenes emprendedores con grandes sueños, que desean estudiar la preparatoria en otro país y conocer su cultura.

Por aproximadamente 11 meses asistirás a  clases regulares como un estudiante más del país que elijas, en una escuela local, participarás en actividades de Club Familiar Hippo (si aplica) y vivirás como un nuevo integrante de la familia que te recibe.

Cumpliendo un sueño (Experiencia de estudiante de intercambio escolar a Japón)

Soy Rebecca, pero todos me dicen “Becky". Tengo 21 años y desde que era una bebé, inicié como socio de Hippo en Chihuahua y actualmente soy socia en Guadalajara y ¡por fin cumplí mi sueño!

Tuve la oportunidad de irme de intercambio a Japón en el programa escolar de un año (YL)

Todo el tiempo me la pasé increíble junto a personas que me apoyaron en todo momento, entre esas personas se encuentra mi familia,  quienes siempre me decían:

“¡Becky tú puedes! ¡Becky ánimo!” ベッキー頑張って”

Eso fue muy importante para mí, porque me motivaron a seguir adelante y a dar lo mejor de mí cada día.

En mi escuela también encontré gente muy linda, mi grupo, al igual que mis amigas me ayudaron desde el momento en el que entré a la escuela. Cuando no entendía algo me explicaban hasta que lo comprendía.

Cuando volví a México, todo lo que me enseñaron lo he puesto en práctica, ¡y estoy muy contenta porque ahora sé que puedo hacer más cosas nuevas!

Este tipo de programa de intercambio, de ir a estudiar un año a otro país (Academic Year Long Program), es algo que en verdad te cambia la vida.

Te ayuda a desarrollar muchísimas habilidades que probablemente no sabes que tienes, brindando oportunidades que te ayudan a ser una mejor persona.

¿Qué mejor forma de conocer una cultura que vivíendola? (Experiencia de estudiante de intercambio escolar a Rusia)

Mi experiencia en Rusia durante mi año escolar de preparatoria fue definitivamente algo que jamás voy a olvidar ya que encierra un sinfín de maravillosas experiencias, familias y amigos para toda la vida.

Uno pensaría que Rusia es un país frío ya que vemos normalmente los grandes territorios nevados e impresionantes temperaturas bajo cero, pero su gente es sumamente cálida y amable.

Durante este año que pude vivir con 2 familias rusas, me di cuenta de que existen muchas similitudes con la cultura mexicana, ya que se expresan muy similar a nosotros.

Son cariñosos, simpáticos y les gusta la fiesta como a todos en México.

Mi familia siempre me ayudó a sobrepasar los momentos difíciles de este programa, ya que el estar lejos de tu país, de tu comida, de tus seres queridos y envuelto en un nuevo idioma y tradiciones, en ocasiones estarías dispuesto a volver a casa; pero mis familias y amigos fueron un gran soporte para brincar los tiempos difíciles. Te hacen ver cosas que a los 16 o 17 años no puedes ver, te hacen sentir como parte de su país en todo momento y esto a mi edad me hizo crecer y ser una persona más madura, más empática y amar este país.

Después de regresar a México me he puesto a reflexionar en cuanto a mi actitud durante mi tiempo en Rusia, y puedo responderme que realmente hice lo que deseaba. Aunque cometí muchos errores, gracias a mi familia los pude ver, pude cambiar y corregir rumbo. Tengo en mi corazón mucha gratitud con todos, desde mis maestros, amigos y muy especialmente a las familias que me recibieron.

También estoy agradecido con todos mis amigos de Hippo que me apoyaron y sobre todo con mis padres que siempre estuvieron y están motivándome a ser yo mismo y emprender el reto de cosas nuevas.

Aviéntate a participar en alguno de los programas de intercambio de Hippo, estoy seguro que no te arrepentirás.

La decisión de ir a un país tan lejano fue la mejor , un país donde encontré gente buena y que me reglaron su idioma y cariño durante 11 meses de mi preparatoria.

Los invito a no detenerse nunca en lograr sus sueños, aunque parezcan imposibles, en Hippo lo puedes hacer posible.

Una sonrisa vale todo (Experiencia de estudiante de intercambio escolar a Japón)

Hola, soy María José y soy socio distancia de Hippo en Cancún Quintana Roo, tuve la oportunidad de ir a Japón en el programa de intercambio escolar.

Los primeros meses en Japón fueron un poco difíciles por su cultura, su comida, la forma en la que piensan y se expresan que es muy diferente a la de México, pero un buen día me di cuenta que no debía perder el tiempo pensando en las diferencias, sino que era más importante encontrar las similitudes y disfrutar más el tiempo con mi familia y amigos.

Yo quería que mi japonés se hiciera cada vez más amplio y a los 6 meses yo podía tener una conversación con todos. Lo que más disfruté y me divertía mucho es que mi japoneses es al estilo Osaka-ben.

Mi familia y mis amigos de Hippo me impulsaban a crecer durante mi programa de intercambio. Hice muchísimas amistades que me ayudaron en todo momento.

Aprendí mucho sobre su cultura y he cambiado mi forma de pensar. Esta gran experiencia ha marcado mi vida al aprender que una sonrisa es lo más valioso para fortalecer tu relación con todas las personas que te rodean.

Invito a todos a vivir esta experiencia en Japón o en cualquier país para cumplir todos tus propósitos.

¿Te interesa participar en el programa estudiantil de preparatoria?

Escríbenos al WhatsApp:

55-7337-3270

Recibe más información

Contáctanos: CDMX: Tels. 55-5662-7331 y 55-6718-2287    informes@lexhippomexico.org   / Chihuahua: Tels. 614-481-5481 y 614- 893-2005   infochih@lexhippomexico.org   /  Guadalajara: Tel. 33-2687-6499  guadalajara1@lexhippomexico.org